Los heridos del hospital

Por Sandra

 

Yo era chiquita cuando mi mamá contaba esta historia; la contó varias veces.

Mi mamá trabajaba por esa época en el Ministerio de Marina, como empleada administrativa. Siempre recordaba que el día del bombardeo, un rato antes de las bombas, les dijeron a los empleados que se podían retirar. Que fueran a su casa. Ella, sin saber por qué ni cómo, se tomó el trolleybus. Llegó a su casa y aprovechó para ponerse a limpiar una banderola, con tanta mala suerte que se cayó de la escalerita y se fracturó una pierna.

Fue así que terminó en el hospital para que la asistieran y le pusieran yeso. En el hospital estaban los heridos del bombardeo.