16 de junio, relato en tercera persona

Por Alicia*

Mi nombre es Alicia, y tenía diez meses, así que recuerdos vívidos no tengo. Empecé a escuchar del tema por lo que pude estudiar por mi profesión, profesora de Historia.

Lo había conversado con mi suegro, que me narró que había estado cerca de la Plaza y que había visto partes de ese acontecimiento, pero me acordé de que un vecino mío que en ese momento trabajaba en el Banco de Londres estaba en frente de la Plaza. Me contaba que había visto cómo atacaban los aviones, la matanza, la gente que corría, las bombas… porque ellos no pudieron salir del banco. Después, con bibliografía, películas, artículos, pude completar mis conocimientos sobre el tema.

Reconozco que, sin quererlo, este hombre involuntario —partícipe privilegiado sin considerarlo— me ilustró, aunque en tercera persona, bien lo que fue esa tragedia.

 

*Editado por Humberto, participante del seminario “Memoria Histórica y Tercera Edad”.